Conservación de flora nativa

Anualmente el Centro de Educación Ambiental Bosque Santiago realiza proyectos que buscan la reforestación de especies nativas, la restauración de ecosistemas degradados y la conservación de la naturaleza.  


¿Qué hemos hecho? 


Recuperación Palma Chilena: La Palma Chilena es más austral del mundo y es endémica (nativa) de nuestro país y catalogada como vulnerable en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El proyecto busca contribuir a la reproducción de esta especie donde se plantaron alrededor de 180 palmas chilenas en una superficie de una hectárea. También se instaló un mirador y estación temática que funciona a través de guiados que enseñan la importancia de proteger nuestras especies nativas.

Rescate de Quiscos: Con el fin de proteger las especies nativas endémicas de Chile, trabajamos  junto a la Universidad Mayor en un proyecto de rescate del quisco (Echinopsis chiloensis), una especie de cactus que debía trasladarse por la construcción del Embalse de Chacarillas en el sector de Putaendo de la región de Valparaíso. Los ejemplares se los puso en barbecho, para cicatrizar el sector de corte, se replantaron en el sector de las Torres (Altamente erosionado) y se mantuvo el riego manual los primeros meses. 

Reconstrucción de Humedales: Los humedales son uno de los ecosistemas más productivos del mundo; son fuente de biodiversidad; alojan especies únicas adaptadas a estos ambientes; son lugares de descanso, alimento y nidificación para aves migratorias; son sumideros de carbono aportando a la regulación climática y controlan inundaciones. En la comisión RAMSAR  que se realizó en 1971 en Irán, Chile junto a otros 160 países se comprometieron a proteger los humedales. En Bosque Santiago trabajamos en la conservación y mejoramiento de nuestras lagunas (ecosistema humedal),  refugio de flora y fauna del lugar, de especies emigratorias y una reserva del recurso hidráulico. Creemos que conservar y mejorar este recurso de valor ambiental aumenta el beneficio del ecosistema, asegurando la sobrevivencia de las especies que viven ahí. 

Recuperación Bosque Esclerófilo: El Rescate de quiscos (Echinopsis chiloensis) nos llevó a pensar en la recuperación de ciertos tipos de asociaciones vegetales, dentro de la misma línea de recuperación de bosque esclerófilo que se ha venido desarrollando en el Parque Metropolitano. Esto se hizo a través de un “Convenio de desempeño colectivo” en el sector de Las Torres. Entre las especies que se recuperaron se cuentan con chaguales, quiscos, espinos, boldos y  litres, además de especies de arbustos y hierbas anuales y perennes. 

Jardín Xerófito: Un bosque xerófito quiere decir plantas adaptadas a la escasez de agua en la zona en la que habitan, como la estepa o el desierto. Se encuentran en regiones climáticamente áridas (desiertos) y también en ambientes excepcionalmente secos de regiones semiáridas o subhúmedas. Hoy contamos con un pequeño Jardín en el sector de uso intensivo, frente a la Casa de Acogida, con especies características.