Declaración Pública acerca de la muerte de nuestro oso polar “Taco”

20 de abril, 2015
  • Como fue difundido públicamente, nuestro querido oso polar Taco murió a los 18 años de vida, lo que ha provocado el duelo de los funcionarios del Zoológico Nacional, los visitantes y el público en general, quienes masivamente visitaron hoy el primer zoológico de Chile dejándonos sus condolencias, palabras y dibujos de despedida en su recinto. 

Santiago, 18 de abril de 2015. Ayer viernes 17 de abril a las 04:35 hrs murió nuestro oso Polar “Taco” acompañado de sus cuidadores, médicos veterinarios, biólogos, y el director del Parque Metropolitano. 48 horas antes, Taco presentó mucho decaimiento, diarrea y dificultad respiratoria, siendo tratado por los médicos veterinarios del Zoológico Nacional y medicado a través de entrenamiento con refuerzo positivo por de sus entrenadores. Dada su avanzada edad, el cuadro se agudizó y tras exámenes de laboratorio y ultrasonido Taco fue intervenido para evitar su muerte, lo que, sin embargo, no se logró. Tenemos la absoluta certeza de que se hizo todo lo humanamente posible para salvar la vida de Taco.

Para conocer la causa de muerte la directora del Zoológico convocó a un patólogo veterinario externo al Parque para realizar la necropsia, histopatología y exámenes complementarios. Macroscópicamente se pudo evidenciar una gastroenteritis con compromiso multisistémico y hallazgos degenerativos en corazón, riñones e hígado, concordantes con un animal de avanzada edad. Se está a la espera de los exámenes complementarios y se descartó absolutamente el calor o el estrés como causa de muerte o enfermedad.

Taco nació el 10 de diciembre de 1996, en el Zoológico de Rotterdam en Holanda y llegó a Chile donado por un proyecto de colaboración entre ambos zoológicos en 1998. Estudios científicos indican que los osos polares tienen una esperanza de vida de 12 a 15 años en vida silvestre y 15 a 18 años en zoológicos (Meyerson, 2007).  

El recinto del oso polar del Zoológico Nacional cumple con todos los estándares internacionales de bienestar para la especie, incluyendo los de la Asociación Norteamericana de Zoológicos y Acuarios (AZA), del Acta de Protección de Osos Polares de Manitoba (PBPA, 2002), y los publicados en Suiza el 2008. El recinto consiste en un sector seco de 16.5 m de largo y 12 m de ancho, un área de servicio de 10.5 m de largo y 3.5 m de ancho, un dormitorio interior para el oso de 4.5 x 4.5 m, y una piscina de 13.5 m de largo y 9 m de ancho en el sector acuático con 1.5 m de profundidad, dando un volumen total de 120.000 litros de agua. El recinto fue además mejorado y reacondicionado el año 2014. De esta forma, el tamaño total del recinto disponible para el oso es de al menos 380 m2, lo cual es bastante superior a lo recomendado por el Acta de Protección de Osos Polares de Manitoba (PBPA, 2002) donde se sostiene que los recintos de exhibición de osos polares deben tener un área mínima de 125 m2. Entre algunas de las características de este recinto destacan el amplio rango de espacios entre sombra y luz, incluyendo en verano lo cual sumado a la adaptación natural de esta especie a amplios rangos de temperatura, incluyendo zonas de praderas con temperaturas máximas de hasta 28°C (Asociación Norteamericana de Zoológicos y Acuarios, AZA, 2009), proveía de las condiciones de alojamiento adecuadas para el bienestar de Taco. Los registros de temperatura mediante cámara termográfica en días de intenso calor en la ciudad de Santiago, nunca superaron los 24°C y Taco jamás manifestó en sus 18 años de vida estrés por calor, lo cual era favorecido por la ubicación de su recinto en la ladera sur del Cerro San Cristóbal.

Cabe destacar que los osos polares son de hábitos solitarios, y que en términos de bienestar animal Taco tenía un programa de Enriquecimiento ambiental y Entrenamiento mediante refuerzo positivo para promover sus conductas naturales y fomentar un fuerte vínculo con sus Guardafaunas. Esto permitió realizar chequeos médicos periódicos y comprobar su bienestar durante los años que estuvo en el Zoológico Nacional.

El Zoológico Nacional, en conocimiento de que algunas organizaciones animalistas tenían objeciones respecto de la mantención de Taco en el zoológico, convocó a dichas agrupaciones a dialogar, realizándose dos reuniones en las que el zoológico mostró una gran apertura a que se visitara el zoológico y veterinarios externos evaluaran el bienestar de Taco.

El Zoológico Nacional del Parque Metropolitano de Santiago cumple un importante rol en la educación, conservación y protección de la fauna. Trabaja arduamente por la conservación de fauna nativa donde destacan las iniciativas en el marco del Programa Binacional del Cóndor Andino, Programa de Conservación del Pingüino de Humboldt, Programa de Evaluación del Estado de Salud y Patrones de Migración del Flamenco Chileno a través de tecnología satelital, y el Centro de Reproducción de Ranita de Darwin, entre otras iniciativas. Además, el zoológico recibe anualmente más de 500 animales silvestres para su rehabilitación y reinserción en la naturaleza.

Este sensible fallecimiento enluta al todo el equipo del Parque Metropolitano de Santiago y en especial a los que conforman al grupo humano del Zoológico Nacional, quienes están profundamente afectados tras los hechos acontecidos.

A través de redes sociales ha aparecido mucha información que no es correcta ni veraz, por lo que invitamos a todos a informarse correctamente. También los invitamos a revisar las noticias aparecidas en los canales de televisión y prensa escrita.

Finalmente, el Parque Metropolitano y el Zoológico Nacional agradecen las amplias muestras de condolencias por parte de todos aquellos que admiraron a Taco y agradecen su aporte a la educación de varias generaciones.