Más de 4 toneladas de residuos se han recuperado en jornadas de reciclaje en Parquemet

23 de febrero, 2022

En la Unidad de Concesiones de Parquemet trabajan cinco personas. Ellos se encargan de gestionar y fiscalizar los contratos comerciales que existen entre el Parque y entidades externas. Sin embargo, los lunes y viernes, estos funcionarios cambian los documentos por bolsas de basura. Así les dan vida a las jornadas de reciclaje.

Cada lunes y viernes, a las 09:00 de la mañana, los funcionarios se preparan para iniciar las jornadas de reciclaje. Con sus bolsas y guantes, se reúnen en el acceso Pío Nono para determinar las rutas. Algunos deben ir desde Pio Nono hasta la cumbre, y otros avanzan hasta Pedro de Valdivia, para comenzar el trabajo: recolectar los residuos de los contenedores de reciclaje que se encuentran a lo largo de Parquemet.

Con sus propias manos, ellos sacan y separan el vidrio, las latas, las botellas y tapitas de plástico. A veces, la sorpresa – no grata –  de encontrar otro tipo de residuos, como papeles o restos de comida. Pese a que los contenedores tienen distintivos, todavía hay personas que los ven como basureros comunes.

Esto se repite en cada estación a lo largo de la ruta y se extiende hasta el mediodía.  La última parada es en el acceso La Pirámide. Allí se pesa lo recolectado, se toma nota y se deja en el lugar, a la espera de su recolección por parte de la municipalidad de Vitacura. Ellos se llevan el vidrio, la lata y el plástico, mientras que las tapitas se donan a las Damas de Café del Hospital Calvo Mackenna.

A la hora de almuerzo, los funcionarios vuelven a sus oficinas. Se cambian de ropa, comen y continúan con su trabajo habitual tras el computador.

 

 

Cómo nacen las jornadas de reciclaje

En agosto de 2021, debido al interés por colaborar y potenciar el manejo de los residuos en el Parque, estos funcionarios, iniciaron las jornadas de reciclaje. Los primeros meses, se hizo una coordinación con diversos actores, se hizo un catastro de los residuos y se evaluó el comportamiento de las personas. Finalmente, la implementación de esta iniciativa significó la instalación de 219 contenedores plásticos – repartidos en 30 sectores – que se sumaron a los cinco puntos BigBelly que ya existían en Parquemet.

En estos seis meses de marcha blanca se ha logado un impacto importante en el reciclaje. En promedio, tras cada jornada – lunes y viernes – se recicla de 100 a 120 kilos. Incluso, se ha llegado a recolectar hasta 300. Los días lunes son los más laboriosos, explican los funcionarios, debido a que los fines de semana se concentra el 70% de las visitas que recibe el Parque.

A la fecha se ha recolectado cerca de 4 toneladas de residuos. 

Esto se traduce en:

2 mil 400 kilos botellas de plástico pet1, equivalentes a 80 mil botellas plásticas de medio litro.

320 kilos de latas, lo que equivale a 20 mil latas.

760 kilos de vidrio

190 kilos de tapas de botellas, que han sido donadas a las Damas de Café del Hospital Calvo Mackenna, que trabajan al servicio de niños enfermos de Cáncer.

Este trabajo de los funcionarios de la Unidad de Concesiones también ha recibido el apoyo de voluntarios de otras unidades de Parquemet. Sin embargo, ya está en curso un proceso de licitación para que una empresa externa se encargue de esta labor de manera permanente.