¿Te has dado cuenta que estamos cortando árboles en distintos sectores del Parque? ¿Nos volvimos locos?

13 de marzo, 2018

 

Nuestra División de Parques y jardines está trabajando en una técnica de Silvicultura Preventiva llamada Reducción de Combustibles.
 
Todo partió con la fuerte nevazón que tuvimos en julio en Santiago. Muchos de árboles, en su mayoría eucaliptus y aromos (ambas son especies exóticas), no soportaron el peso de la nieve y se cayeron o quedaron con una inclinación peligrosa. Algunos, incluso se salieron de raíz, porque el terreno en que está situado el Parque es en gran parte rocoso y no permite a algunos árboles suficiente agarre.
 
Cuando los árboles se secan, se convierten en material combustible de alta peligrosidad para la propagación de incendios forestales. Por eso, una de las acciones que tomamos es transformar el material vegetal extraído en chip o mulch e incorporarlo al suelo para aportarle algunos nutrientes y conservar su humedad.
 
También estamos cortado árboles aún verdes, de dos tipos:
 
1.- Los que tienen plagas (esto se hace excepcionalmente, para evitar su propagación)
 
2.- Aquellos que quedaron inclinados y podrían eventualmente caer sobre algún ciclista o peatón (antes de tomar cualquier decisión se evalúa el estado de los árboles, no se cortan porque sí).
 
¡Pero eso no es todo!
 
A medida que se vayan limpiando los sectores del Parque, también comenzaremos a plantar árboles nativos (pimientos, algarrobos, quillayes, peumos, maitenes y quebrachos, entre otros), que tienen mayor resistencia a las sequías y mejor agarre al suelo (La fecha idónea para plantar es de mayo en adelante). Aunque su crecimiento es más lento y al principio no se vea un gran cambio, estamos seguros que es la mejor alternativa.
 
Además, incorporaremos un sistema de riego por goteo, el método de irrigación más eficiente con el que contamos, porque al ser localizado, aprovechamos mucho más el agua.
 
 
¡Ayúdanos a difundir esta importante información! 😉